Hacer una buena ensaladilla rusa es un arte reservado para los buenos chefs de barra y hacer una mala ensaladilla rusa es, desgraciadamente, muy habitual. ¿Qué es malo y qué es bueno cuando hablamos de ensaladilla? Para mí una buena ensaladilla debe de llevar todos los ingredientes frescos, la patata y la zanahoria machacadas para que no se endurezcan durante las siguientes horas a la elaboración, poco verde, bastante atún, que se vea el huevo y que tenga un toque elevadito de sabor. La mala, por contra, lleva la patata a cachos, está generalmente dura, encuentras verduras también de dudosa frescura y no es compacta.

Lo mejor será poner ejemplos de las que para mí son las mejores de la ciudad. Así que tomad nota y saladtos porque aquí van:

1. Bar Ricardo  No solo de ensaladillas tiene fama este bar en el que no reservan mesa y donde todo el producto es extraordinariamente bueno, pero este es un post de ensaladillas. Desde 1947 llevan en esto de la buena ensaladilla, y yo desde 2007 trato de comprobar cada semana que la calidad se mantiene a lo largo del tiempo 😉 Una caña bien fría y una tapita de ensaladilla rusa del Ricardo es el plan perfecto para un aperitivo. Patata muy ligada y mayonesa de la buena, siempre perfecta.

2. Central Bar Ir al Mercado Central un sábado por la mañana y no recalar en el Bar del gran Camarena para hacerse entre dos una ensaladilla rusa en su barra es como ir a París y no visitar el Louvre. No conozco a nadie que la haya probado y le haya dejado indiferente. A pesar de que tiene otras muchas cosas ricas en la carta, me atrevería a decir que la ensaladilla es uno de sus éxitos.

3. Sweet Victoria En la calle Roteros, 16 se hace una ensaladilla casera de receta familiar. El secreto de esta ensaladilla está en los variantes picaditos y mezclados con el resto de ingredientes clásicos y en un toque final: la cucharadita de allioli añadida a la mayonesa, que sube un tono el sabor de este clásico venido a más. Además el lugar es para admirarlo durante horas cerveza o vinito en mano y codo en su barra de marmol, inspirada en un mostrador de carnicería de los años 40.

4. El Rausell La ensaladilla generalmente sabe mejor en barra, y la del Rausell es una de las más célebres de Valencia. De todas las que aquí propongo quizás sea la que menos compacta parece, pero es de primera calidad. La familia Rausell lleva desde 1948 ensayando su mejor versión de la ensaladilla rusa pasando de ser una casa de comidas para llevar en Ángel Guimerá a la meca de la picaeta.

5. Tonyina En la calle Chile 3 se atreven con la ensaladilla fusión. Bien picadita con mucha mayonesa y un ligero toque de wasabi, esa es la receta que pega fuerte en el barrio de La Amistad. A mí personalmente me gusta mucho porque con esta aportación de rábano japonés, la tapa cobra una fuerza brutal.

Posted by:Dulce

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s