El Cabanyal ha dejado de ser el patito feo para convertirse en el patito guapo. Después de haber sido amenazado y perseguido con la voluntad de hacerlo desaparecer, vuelve con una fuerza tremenda para reivindicar su fachada marítima, dando una tregua a la ciudad en su duelo con el mar.

Basta con darse una vuelta por los poblados marítimos para saber de qué hablo en este post. No es solo una cuestión del Cabanyal, aunque lo titulo así porque así ya sabemos todos de lo que hablo. El Canyamelar, el Grao, Nazaret… nada va a ser lo que era. O sí. Va a ser lo que era y mucho más.

Pasaron los tiempos de Blasco Ibáñez, Sorolla y Benlliure, es cierto. Pero el recuerdo nos ha venido a buscar, no sabemos muy bien si de la mano de este gobierno al que amamos y odiamos a partes iguales o si se trata de una colonización por parte de los extranjeros que llegan a nuestro aeropuerto ganosos de algo que nosotros llevamos años sin apreciar. Llevamos décadas mirando a Jávea, a Moraira, a Denia, a Benicássim y, los más conformados, a Canet. Pues yo de vosotros empezaría a darme cuenta de lo que tenemos en la ciudad.

A La más bonita le debemos la Patacona. Alboraya le debe mucho a unos cuantos que se han propuesto reivindicar el valor de la proximidad. Equilibrio Urbano también es un buen ejemplo de empuje de lo nuestro, la constructora ha marcado un antes y un después en la edificación en las avenidas y centro de Alboraya.

Lo mismo va a suceder este año con la playa de Valencia. No hablo de la Malvarrosa, que merece un post aparte y algo más de tiempo para que comprendamos este capítulo pendiente en la vida de todos los valencianos. Hablo de los antiguos poblados marítimos en los que ya se han fijado compañías que emergen como Bricks&People, quien se ha echado a las calles Barraca y Jose Benlliure para llevar a cabo sus proyectos de crowdfunding inmobiliario; Casa Montaña que se ha marcado un edificio de apartamentos turísticos con los que lo va a petar este verano; La fabrica del hielo; y otros que vendrán.

De la marina real hablaremos otro día, porque como usuaria, enamorada de ella y desencontrada con su gestión… tengo para 400 palabras más.

Posted by:Dulce

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s