Me he comprado una casa junto a treinta y una personas más y Bricks&People. Y no, no vamos a hacer turnos para ir los fines de semana, ni paellas los domingos entre los inversores, ni la vamos a poner en alquiler en Airbnb. Es una inversión colaborativa. Se llama crowdfunding inmobiliario y es una nueva forma de invertir y obtener un beneficio de tu dinero.

“Ya pero para eso, hay que tener dinero”, me decía un amigo con el que he desayunado hoy. Pues tampoco mucho. Si tuviera mucho dinero, no invertiría junto a 32 personas. Invertiría sola o junto a un familiar -mi marido, por ejemplo-.

Bricks&People es la primera plataforma valenciana de crowdfunding inmobiliario, nació el pasado mes de marzo y acaba de completar la primera financiación de su primera casa en los poblados marítimos de Valencia. Concretamente, el inmueble es un primer piso de la calle Barraca 67, en pleno barrio del Canyamelar.

La casa en cuestión costaba 65.000 euros, pero estaba manga por hombro. Así que Bricks&People, que se encarga de encontrar la oportunidad -son expertos inmobiliarios-, sumó a ese precio los costes de reforma y los muebles 33.000, más impuestos y otros montos, por lo que el precio a financiar ha sido de 129.000 euros.

De las 32 personas que nos hemos mojado en esta inversión marinera, hay quien ha puesto 50 euros, 300, 1.000, 3.500 (…). La participación es particular y representa un porcentaje de la vivienda. Bricks&People siempre es el mayor inversor, lo que da garantías en el proyecto. Si tú ganas, él gana. En esta ocasión ha participado con 49.000 euros -para que nos entendamos, un poco más de un tercio de la casa-.

Pronto comenzará la reforma, concretamente la semana que viene. Se encargan los chicos de Kaleidoscope, un estudio de arquitectura con mucho gusto que ya nos ha enseñado los renders de cómo va a quedar el futuro apartamento turístico que va a ser esta bombonera.

La alquilaremos durante dos años, a partir del próximo mes de agosto. Bueno, la alquilará Bricks&People y a los inversores nos dará una rentabilidad de algo más de un 5%. Y luego la venderemos. Bueno, también la venderá Bricks&People. Se espera una rentabilidad de más de un 15% a la venta. Hablo siempre en neto. Hablar en bruto es para la gente de recursos humanos…

Ahora estoy pensando cuánto voy a invertir en el nuevo proyecto, Benlliure 32. Está muy cerquita de Barraca 67 y su rentabilidad promete ser inmediata. Lo importante en crowdfunding inmobiliario es diversificar, cuanto mayor sea tu cartera de productos, mejor, menos riesgo, más posibilidades.

Ya os iré contando. Hoy de momento me he ganado mis primeros 20 euros por ser pájara rápida -earlybird para los que estáis a la última-, los proyectos que llevan la etiqueta del pajarito ofrecen un 5% de rentabilidad solo por el mero hecho de invertir.

Ahora que tengo una casa con 25 personas a las que no conozco -somos 32 pero mi marido, mi hermana y cuatro amigos invirtieron también-, creo que ya puedo ir a Gran Hermano 😉

Posted by:Dulce

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s