Hace una semana que comencé la dieta OB 5K, una dieta proteica de Obemed guiada por el Dr Florez. El objetivo: despojarme de 5 kilos que me lastran desde hace algunos meses. Podía haberla comenzado después del verano, pero entonces en vez de una dieta de 21 días, tendría que haber hecho una de 40 para bajar bastante más peso.

La realidad es que los kilos me sobraban, la muestra está en que en solo siete días he perdido 2.200 gramos. Es una realidad que estamos sobre alimentados y, en mi caso, muchos de los hidratos de consumo diario no son necesarios. Ejemplo: la empanadilla a media tarde o la punta de pan con fiambre después de cenar. Pero está taaan bueno todo… ¿verdad?

¿En qué consiste la dieta OB 5K?

La dieta OB 5K es una dieta proteica que se divide en tres fases:

  1. Activa: Comes verdura y proteína cada 3 horas y unos suplementos vitamínicos que te ayudan a mantenerte con fuerza, ánimo y salud. Los productos proteicos de Therascience ayudan a mitigar esa sensación de vacío que da la verdura, al cabo de muy poco tiempo de haberla ingerido. La línea azul de estos productos cuentan con alimentos muy atractivos que van más allá de los típicos batidos como son: hamburguesas, pizza, tortilla de jamón y queso o pancake (mi preferido).
  2. Selectiva: Llegar a esta fase es tocar el cielo con las manos. Si bien es cierto que al tercer día de la primera fase se te ha ido toda la tontería del principio con la comida, comerse un pollo asado, unos mejillones al vapor o una lubina se convierte en bocato di cardinale. Y eso es lo que permite la fase selectiva, un capricho que antes te parecía un plato de dieta aburrida. Las pautas son como las de la fase activa pero con la bendita novedad de que una vez al día puedes hacer lo que se llama “dieta social”: carne y verduras o pescado y verduras.
  3. Introducción de glúcidos: Seguramente sea la fase que conocemos en las dietas como fase de mantenimiento, pues es aquí cuando se permite la fruta y pequeños hidratos “buenos”, además de los deseados lácteos. En esta fase, es en la que menos peso se pierde, pero es el eslabón entre la dieta y tu vida con horas de chiringuito, terraceo y cervecita 😉

Mi fase activa, 7 días = -2.200 gramos

Cuando comencé la dieta proteica OB K5 pensé que era una carrera de fondo, así que no me hice muchas ilusiones de verme más delgada en pocos días, pero ese espíritu conservador cambió en tan solo 24 horas cuando me subí a la báscula y vi que había perdido mi primer kilo.

Mentiría si dijera que ese primer día fue fácil. Tienes muchas sensaciones, sobre todo cuando vienes de comer lo que te viene en gana. El orden y la disciplina es la base de esta dieta, así que no es una cuestión de cantidades ni de deseos sino de pauta y mucho coco. Hay que tener autocontrol, escuchar al cuerpo y salir preparada de casa para afrontar, con pequeños snacks de Therascience, todo a lo que tu cerebro te va a desafiar.

Yo no soy de comer mucho pero sí de antojitos. Y aunque soy una persona que le da mucha importancia a la alimentación sana, el pan me vuelve loca así que desde el primer momento supe que tenía que encontrar en los preparados proteicos sustitutos de ese tesoro gastronómico que es la miga de pan. Lo conseguí con los pancakes que, aunque son dulces, es lo más parecido de la línea azul de Therascience -línea permitida en la fase activa-.

A lo largo de la primera semana de 6 comidas al día basadas en proteína y verdura, los smoothies de mango y la tortilla han sido un gran aliado en los desayunos, los almuerzos y las meriendas, porque seamos realistas, nadie para desayunar se comería una ensalada ni una parrillada de verduras. No obstante debo de decir que estoy ya un poquito saturada de ambos. Así que mi consejo es: aprovisionaos de todo lo que se os antoje del catálogo de la dieta. Cuantas más variedad, menos monotonía.

Con respecto a mi actividad, mi humor, mi día a día social, puedo decir que ha estado por debajo de otras semanas. He podido llegar a todo pero sin grandes alardes. A las 48 horas ya había perdido 1 kilo y medio, a los 4 días 2 kilos y al final de las semana 2 kilos y 200 gramos. Es mucho en muy poco tiempo.

La clave de la dieta OB 5K de Obemed

La clave de la dieta OB 5K de Obemed está en la cetosis. Cuando dejas de ingerir hidratos y reduces al máximo la ingesta de alimentos, con control médico y suplementos indicados para la dieta, entras en cetosis con la seguridad de que todo va a ir bien. Es esa cetosis la que se debe de mantener durante toda la dieta para que así el cuerpo comience a consumir la grasa acumulada porque no le queda otra fuente de energía.

Romper la cetosis significa romper la dieta y volver a la casilla de salida. Por eso decía al principio del post que lo más importante de esta dieta no son las cantidades sino el respeto por el plan, siempre que tu cuerpo te lo permita. Hay una regla de oro: antes de cagarla, llamar al médico y decirle cómo y por qué vas a mandarlo todo al garete.

Primera semana superada

Si se desea una pérdida de 5 kilos, con una semana de fase activa es suficiente, por lo que la cosa se relaja mucho muy pronto. Para la pérdida de 10 kilos quizás el esfuerzo sea algo mayor, pero también lo es la recompensa. Yo con una semana he cumplido de largo las expectativas de la fase, tanto es así que he adelantado un día la segunda fase porque mi objetivo son 5 kilos y ya he alcanzado el 50% solamente en la primera fase.

Además de en la báscula, la pérdida de peso la he notado en la cadera (he tenido que apretarme el nudo del bikini), en los dedos (me bailan los anillos), en la muñeca (me baila el reloj) y en la cintura (me aprieta menos el pantalón).

Me temo que la fase selectiva va a necesitar algo más que la dieta para que siga siendo igual de efectiva, porque de ayer a hoy no he perdido ni un gramo, así que desde esta tarde voy a introducir una rutina deportiva de 20 minutos para empujar la fase un poquito más.

Lo mejor y lo peor de la fase activa de la dieta proteica Obemed

Lo mejor de la fase activa dieta proteica de Obemed, es sin duda la inmediatez. A partir de las 24 horas hay resultados si se sigue a raja tabla. Además no se pasa hambre y tan solo ir descubriendo los alimentos que has elegido, experimentando con ellos en la sartén y en el horno, se te van pasando los días casi como una novedad. No te excluye de la sociedad porque siempre puedes comerte una ensalada en un restaurante o unas verduritas a tu gusto.

Lo peor de la primera fase es sin duda ese momento en el que ya no hay azúcar en tu cuerpo y el organismo tira de la grasa. Ahí todo tu cuerpo está trabajando como nunca con recursos muy limitados y es muy difícil entregarse al 100% en cualquier actividad diaria. Afortunadamente esto comienza a las 48 horas, así que estamos hablando de 5 días o menos -en mi caso 4-.

Mis menús de la fase activa

No he escatimado en botes proteicos, así que he podido variar bastante mi dieta. Un día de la fase activa ha sido más o menos así:

Desayuno: Pancake y café solo

Almuerzo: Smoothi de banana/mango/fresa, etc.

Comida: Ensalada de brotes verdes, champiñones, espárragos y muy poquita zanahoria; Tortilla de jamón y queso

Merienda: Batido de vainilla

Cena: Crema de pollo; Hamburguesa de soja con verduras

Es importantísimo beber agua -2 litros- y consultar al doctor cada vez que surja una duda. ¡Bendito WhatsApp!

Posted by:laperaconsulting

One thought on “OB 5K, la dieta proteica de Obemed – Semana 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s