Seguro que has visto este bolso en alguna revista de moda, en la rejilla de tu Instagram o en el hombro de esa amiga que inventó ir a la última. El bolso Wayuu es siempre una pieza única confeccionada por indígenas de la Guajira Colombiana, a base de crochet o ganchillo.

Con permiso de los Sres Vuitton, Herrera, Jacobs y otros grandes del pequeño universo de los bolsos joya, diré que el precio no marca la diferencia cuando hablamos de exclusividad y artesanía.

Y con esta filosofía llega al mercado Süri, el proyecto de Isa Restrepo, una colombiana afincada entre Alemania y España que quiere acercar la artesanía de su país de origen a un mercado que valora el producto artesanal de carácter único. En su tienda online cuenta con más de un centenar de referencias entre las que es imposible no caer en la tentación del carrito de la compra.

Wayuu, bolsos con denominación de origen

Los Wayuu son un poblado de la península de la Guajira que se extiende entre las fronteras de Colombia y Venezuela. El pasto y la artesanía son sus principales fuentes de ingresos.

Son las mujeres las que planifican el trabajo artesanal y se encargan de las cestas de los bolsos, mientras que los hombres son quienes tejen la cinta ancha que le da tanto empaque a la pieza -siempre única-.

Cada bolso lleva un trabajo de unas 3 semanas y el diseño del mismo es absoluta responsabilidad de quienes lo tejen. Las grecas son los dibujos más frecuentes, sin embargo los bolsos lisos son, con su sobriedad, los más llamativos porque aúnan la tradición de la geometría y tejido del bolso, con la tendencia europea monocromática.

¿Invierno o verano?

“Los bolsos Wayuu tienen cabida en el armario de todo el año. La paleta cromática que ofrecemos en Süri es tan variada, que es casi imposible no encontrar combinación para cualquier look sport”, me cuenta Isa, el alma de la marca que se ha propuesto acercar a España este icono de la moda internacional de raíz no tan lejana a la nuestra.

Puedes comprar tu bolso Wayuu pinchando aquí, por menos de 55 euros.

Escrito por:Dulce