Hay ciudades de Estados Unidos que te reconcilian con el país y Boston es una de ellas. Viajar a Boston con niños es un planazo en la temporada de verano, cuando se puede disfrutar a tope de los parques y seguir la línea turística de la ciudad -léase en el sentido literal, es roja y está pintada en el suelo- que te lleva a los sitios que ningún visitante se debe perder.

Viajar a Boston con niños es un plan perfecto para toda la familia. Su museo infantil, su Destroyer de la II Guerra Mundial, su Quincy Market, sus muelles y la visita a Harvard, son perfectamente comprensibles y disfrutables por todos los públicos.

La oferta hotelera es amplia. Creo que ningún hotel de 4 estrellas puede defraudar en esta ciudad. No obstante, recomiendo encarecidamente el Hotel Intercontinental de Boston, un cuatro estrellas que parecía un cinco de USA, es decir, un cuatro estrellas y media en España. El hotel cuenta con hall maravilloso con muchos servicios, entre ellos un restaurante con terraza chill out, con juegos para niños y vistas al río; habitaciones súper amplias; camas muy cómodas; baños de súper lujo; gimnasio muy bien equipado; buen spa y mejor piscina cubierta -con una buena medida para hacer algunos largos-.

Qué visitar en Boston con niños

Parques de Boston

En el centro de la ciudad de Boston hay cuatro amplísimos parques con mucho césped, fuentes donde mojarse y jugar, algún estanque y lo más divertido: patos y ardillas por todas partes. En España los animales no se fían mucho de los seres humanos y aquí, sorprendentemente vienen a buscarte. Sobre todo las ardillas, cuando haces el ademán de darles de comer -que por cierto, está prohibido-.

Children Boston Museum

Cada vez somos más fans de los museos infantiles. Es bonito ver cómo enfocan o combinan la cultura y el entretenimiento infantil las diferentes ciudades del mundo. Este museo concretamente tiene varias plantas dedicadas a diferentes etapas de la infancia. Como en casi todos los museos de niños, las secciones están enfocadas a la interacción y los chavales pueden socializar con otros con los que coinciden allí, con la misma intención de pasar un buen rato en un lugar diferente y estimulante.

USS Cassing Young Destroyer

Sin duda esta fue una de las atracciones en la que los pequeños más disfrutaron. Se trata de un destructor de 110 metros de eslora, botado en 1943 para servir en la II Guerra Mundial. Hoy está situado en el Pier 2 del puerto de  Boston. Una vez dentro, los niños pueden visitar la cocina, la enfermería, el puesto de mando e incluso dirigir los lanzatorpedos. La verdad es que no es una visita muy pedagógica y está bastante alejada de nuestro enfoque pacifista de la vida, pero no deja de ser un pedazo de historia que merece la pena palpar.

Quincy Market

Siempre he pensado que los mercados revelan buena parte de la idiosincrasia de una ciudad. El Quincy Market, flanqueado por el North Market y el South Market, es uno de los mercados más bonitos y apetitosos que hemos visto en nuestra vida. Repleto de puestos de comida take away, uno puede darse uno de los mayores festines guarruzos americanos en este lugar. Allí mismo podéis comer lo que os compráis, en las mesas que tienen en común todos los comerciantes.

Samuel Adams

Uno de los fundadores de los EEUU fue Samuel Adams. Está enterrado en el cementerio de Boston y su tumba se observa simplemente paseando alrededor de él -la línea roja os llevará justo por delante de él-. También tiene una estatua delante del Quincy Market. Es un buen momento para explicarle a los niños cómo nacieron los EEUU. Boston es, de alguna manera, la cuna de USA. Un buen sitio donde recorrer parte de la historia ya no tan reciente del nuevo continente.

Harvard

Si vas a Boston con tus hijos, tienes que ir a Harvard. Plantéatelo como quieras: una visita cultural, un refrescón de realidad académica o simplemente un día de picnic en el campus. Pero es el momento perfecto para explicarles cómo es el mundo universitario en EEUU y que se encuentran en la universidad que ha dado al mundo eminencias como Bill Gates y muchos presidentes de los EEUU.

Qué comer en Boston

China Town

Si a vuestros hijos les gusta la comida china, no dejéis pasar la oportunidad de comer en el China Town de Boston. Es realmente como comer en china. Nada de pollo al limón ni de arroz tres delicias. Comida china de verdad, donde comen los chinos y los viajeros más foodies.

Little Italy

Como en Nueva York, en Boston encontraréis el barrio italiano repleto de restaurantes de pasta y pizza donde seguramente comeréis al mejor precio y al gusto de toda la familia. Es difícil decidirse por alguno porque todos tienen muy buena pinta. Ahora bien… también es verdad que en algunos hay más hispanos que italianos.

Langosta

Desde Nueva Escocia (Canadá) hasta Boston, la langosta es un plato típico tirado de precio (en comparación con España) al que no se debe renunciar. Puedes comerla en ensalada, en roll, en bocata, sola… Justo en el muelle donde se encuentra el Museo del Tea Party y el Museo de niños, hay un lugar que es magnífico y con ambientazo, donde también tienen Cangrejo Real. Lo divisaréis ya desde arriba del puente.

Buen viaje, good vibes y enjoy your lobster!

Escrito por:Dulce