De mujeres valientes, hijos afortunados

Hoy he leído en el timeline del Facebook de Carmen Amoraga un mensaje que ha imantado algunos pensamientos y conclusiones a las que he llegado en los últimos años de mi vida. Sus palabras eran estas: “Si quieres decirme algo que me ponga contenta, llámame valiente. Gracias”. 

La dignidad es lo único que no se podrán llevar

Hace escasos meses, un lunes por la mañana entre las 10 y las 13h, alguien destrozó la puerta de mi casa -en plena ciudad- y se coló dentro de mi vida, ultrajando el lugar más íntimo de mi familia, para llevarse unos cuantos relojes, algún anillo importante y para qué engañarnos… un pedacito de nuestra confianza en las personas.

Verano del 17

Cada vez que enciendo la radio para escuchar un poco de música me pregunto si el verano del 17, que estamos a punto de finiquitar, es de 1900 o de la era 2000. Tengo asimilado y aceptado que la igualdad de género es algo que está en camino. Que no podemos cambiar casi 2.000 años de historia en un período de 20 años, en plan milennial motivado. Pero lo tuyo, querido Maluma. Con tu careto no puedo.

Prohibidos los niños, el nuevo sello de calidad de algunos hoteles

Cada vez son más los establecimientos turísticos y hosteleros de los que pende el cartel de Only Adults, como si de un sello de calidad se tratase. Un hotel Only Adults es, en la imaginación de muchas personas, el edén de la tranquilidad. Y su gestión, el adalid del respeto que favorece el absoluto idilio con un mundo supraespiritual, donde el descanso está asegurado y los chacras listos para absorber la energía de los anillos de Saturno, en línea recta y sin interferencias.

Cuando pesas 5 kilos menos y ves que el esfuerzo ha merecido la pena – semana 3

La tercera semana de mi dieta proteica OB 5k fue un paseo en barca. Eso sí, después de haber vivido las tres semanas -fase activa, fase selectiva y fase de incorporación de glúcidos- he comprobado que lo que exige un mantenimiento es lo que mucha gente entiende por dieta y ese es quizás el motivo por el que no perdemos un gramo cuando nos pensamos que estamos haciendo un esfuerzo brutal.