Bruselas con niños, planazo de Navidad

En mi casa tenemos la habilidad de darle la vuelta por completo a las obligaciones para sacar provecho de cada minuto de la vida. Y así fue cómo un viaje de trabajo a Bruselas, se convirtió en un fin de semana largo navideño en familia en el que la cabalgata de Papá Noel fue, sin ninguna duda, la joya de la escapada con niños a la capital de Europa.

Todo a la música, la apuesta más firme de las cerveceras

Antes de entonar un réquiem por la música de verdad, por los grupos que nunca volverán o por los cantautores que se erradicarán casi al mismo tiempo que las placas de hielo del Perito Moreno, quiero agradecer a las cerveceras de nuestro país su papel como descubridoras de talentos musicales de los de verdad, de los de puño y letra y decibelios de más.

Soy tu camarera, no tu esclava

Comencé en el mundo de la hostelería con 17 años. Mi primer trabajo fue en el Pizza Roma de la calle Alberique y lo recuerdo con mucho cariño. Era la persona que recibía a los comensales y les invitaba a una copita de cava antes de sentarse. Luego, durante el servicio, echaba una mano a los camareros y cuando llegaba el momento dulce, llegaba yo -cual metáfora- empujando un carro precioso repleto de postres franceses de la pastelería Lambert. Vamos, una ceremonia de principio a fin, lo del Pizza Roma a finales de los 90.

Peatón y residente en Valencia

Es posible que esta sea la línea un millón setecientas mil que se escribe sobre la peatonalización del centro de Valencia. Aun así estoy convencida de que es un tema bastante menos manido que el de la independencia de Cataluña, que por cierto me importa ya un rábano y medio -por no decir que me aburre más que a polémica del carril bici-.

Venecia sin ti

Vivir en el planeta azul a orillas del mar mediterráneo y a unos metros por encima de su nivel, es un privilegio, una inversión y un sueño. Hacerlo en el centro de Venecia, a tan solo 90 cm del nivel del mar es apocalíptico y de un romanticismo extremo. ¿Será este el motivo por el que en la ciudad solo quedan turistas y chinos regentando los restaurantes más italianos del mundo?

À punt de resintonizarnos

Soy de las que piensa que tener una televisión autonómica es casi tan importante como tener un gobierno autonómico. La razón es muy sencilla: lo que no se cuenta, es como si no hubiera sucedido. Una máxima de la comunicación que hemos tratado de obviar durante el apagón.