Belvedere, comer [literalmente] en el cielo de Benidorm

Siempre me ha encantado la verticalidad de Benidorm, al igual que la de Manhattan. Ya sé que es una comparación prohibida y que adular a Benidorm tiene peor acogida que un piropo sobre la gran manzana. Pero ¿y si os digo que prefiero cenar una noche de primavera en la terraza de Belvedere antes que en el Roof 230 de la quinta?